Lenguaje no verbal

23 Oct Lenguaje no verbal

En esta entrada queremos compartir con vosotros cómo catalogar a los entrevistados en tres formas de procesar la información y por tanto en tres formas de conducta, en función del movimiento de los ojos. Para ello vamos a utilizar dos disciplinas: Programación Neurolingüística y Comunicación no verbal (lenguaje no verbal).

 ¿Qué dice el movimiento de ojos?

Lo que haremos exactamente es detectar el sistema representacional del individuo o lo que es lo mismo, la forma en la que el individuo procesa la información y ver a qué temperamento corresponde en base al lenguaje no verbal. De esta forma, tendremos catalogado al entrevistado con 4 o 5 preguntas de calibración (*) y detectaremos cuál es su sistema representacional y si recuerda en el lado derecho o en el izquierdo, de tal forma, que podremos saber si la información que nos cuenta el candidato la está creando (imaginación) o la está recordando (realidad), por lo que podremos corroborar ante determinadas preguntas si la experiencia que nos cuenta es recordada o imaginada.

 (*)Pregunta de calibración: Son preguntas que se hacen al candidato, cuyo contenido no es interesante para el entrevistador y se utilizan para fijarnos en el movimiento de los ojos.
 

¿Cómo lo haremos?

Lo primero que tenemos que saber es que significa cada movimiento de los ojos, y que este movimiento de ojos engloba a las personas en:

  • Visuales: Recuerdan e imaginan a través de imágenes.  El movimiento de ojos será hacia arriba (derecha o izquierda)
  • Auditivos: Recuerdan e imaginan a través de sonidos y palabras (lectura). El movimiento de ojos será lineal (derecha o izquierda.
  • Kinestésicos: Recuerdan e imaginan a través de sensaciones (El movimiento de ojos será hacia abajo, como si miraran hacia abajo (derecha e izquierda).

 

Una vez que conocemos qué significa cada movimiento, enlazaremos estos sistemas representacionales con las conductas o temperamentos:

  • Visual: personas rápidas, directas, se mueven por objetivos concretos.
  • Auditivos: personas muy ordenadas y planificadas, necesitan tener todo bajo control, no son excesivamente sociable.
  • Kinestésicas: personas creativas, con imaginación, sociables, emocionales.

 

De esta forma, podremos tener en cuenta qué tipo de perfil tiene el entrevistado, para compararlo con el perfil deseado. Es una forma fácil y rápida de poder tener una primera imagen del candidato.

Esta técnica es parte esencial para realizar una buena selección  de personal. Te invitamos a leer nuestra entrada “Consejo para realizar una buena selección de personal”.

Sin comentarios

Haz un comentario